Menu

La Venus azul es negra

Sensual, intensa, compleja, profunda, ella es una historia hermosa, pasional, una novela a ser leída con calma y dispuestos a sentir.

La pista de Etosha

Fue muy impactante hallar a la mujer, no la estaba buscando. Cuando observaba al Coloso mi mente se interponía constantemente, imaginando críticas de los demás hacia mí. Eso me detenía, pero despejé la mente tomando una firme decisión. Sentí y confié en mi lado sensible, decidí divertirme y jugar, bromear conmigo tomarme el pelo. Así se abrió el camino.

Noté que el coloso tenía un tocado de forma muy particular, así que exploré los tocados de distintas culturas americanas hallando que los toltecas, mayas y culturas preincaicas tienen tocados con formas similares al del coloso (claro ejemplo es el “Señor de Sipán” Perú). Pero por una corazonada me fijé en Etosha, lugar de donde sale el rayo en la cabeza del coloso. Allí encontré que los Himba tienen unos peinados los cuales hacen con mucho arte mezclando resinas naturales y su propio cabello.

El supuesto de que cada parte de la imagen tenga sentido me llevó a analizar al coloso con otros ojos. Fue entonces que me pareció notable la manzana de adán dibujada por unas elevaciones al oeste de la Antártida. El coloso resulto ser una figura masculina.

Esta aclaración abrió la sospecha de que había entonces una mujer en algún lugar. Volví a observar con curiosidad el tocado, moví el globo terrestre para ver hasta dónde llegaba el tocado y se desplegó ante mi asombro "La mujer".

La Venus Azul...

Una mujer entre cuatro continentes.
Su voluptuosa presencia, otra colosal obra de arte. Le mostré esta figura a varias mujeres mayores de varias nacionalidades, quienes la reconocieron con facilidad y me dieron sus apreciaciones.

Ella está ubicada también en el Atlántico, es azul, arriba del coloso, entre cuatro continentes, sus caderas son dibujadas en la costa de África, su vientre y abdomen se apoyan en Brasil, sus muslos dibujan la costa sur. Da de mamar con un pecho a África y con el otro a Norteamérica. Su cabeza llega hasta la parte norte de Groenlandia y tiene un peinado como el de las mujeres Himba. Pone un oído hacia Canadá y el otro hacia Europa por Irlanda. Al igual que el Coloso, ella parece tener un "tercer ojo" un poco desplazado hacia Europa, representado por Islandia.

...Es negra

Es al parecer una mujer africana, la delatan sus formas sinuosas, la forma de la cabeza redondeada, la nariz ancha, los labios con esa división vertical. Además considere que ella se encuentra entre cuatro continentes, que es donde está más repartida la mujer africana, Norteamérica, Centro y Sur América, Europa y Obviamente África. Ella tiene su párpado derecho justo bajo Groenlandia. El otro ojo está algo oculto bajo unas formas confusas (más adelante las explico). La cabeza por su orientación e inclinación da a entender que ella mira tímidamente a África. Ella tiene a Europa, Inglaterra, arriba de su espalda. Es una imagen que nos despierta muchas interrogantes.

La sensualidad de esta imagen es impresionante, sus conexiones son al igual muy intensas, tienen un valor muy profundo, son metáforas de la historia de la humanidad. ¿Qué podremos aprender de ella?

Los pechos prominentes parecen hablar de la provisión. Curioso que un pecho tiene un pezón que está ubicado justo en Bermuda y el otro pecho tiene su pezón en Cabo Verde. Un pecho provee para Norteamérica y el otro a África. La región del útero estaría justo por encima de Brasil y curiosamente es ahí donde la población africana pudo mezclarse con la nativa y la europea.

En su relación con el hombre ella se encuentra arriba, y comparten gran parte de sus formas, señalando que el lugar que ocuparía la vagina de ella se encuentra con la región central del cerebro del hombre, en la parte superior del parietal o de los ventrículos laterales del cerebro por donde circula el líquido cefalorraquídeo.

La conciencia histórica

A diferencia de los significados que hallamos en la imagen del Coloso, los cuales son de carácter ecológico, esta imagen de la mujer nos llena de reflexiones históricas.

La historia de la mujer africana desde antes de la colonización de América es una historia intensa, y tiene que ver con la esclavitud. Esta imagen nos ofrece varias metáforas.

Portugal ocupa ese lugar como si tomara el brazo de ella, y fueron ellos los principales beneficiados en la trata de esclavos de África a través del atlántico, llevando la mayor parte a su colonia en Sudamérica, Brasil, más cuando abolieron la esclavitud en 1761 continuaron comerciando esclavos a Norte América por largo tiempo.

Estados Unidos es un país cuya minoría racial más grande es hoy la africana, aún después del trato opresivo y esclavista que les daba altos índices de mortandad hasta finales del siglo XX.

Antes de Portugal Gran Bretaña era quien dominaba el comercio de esclavos, más que todo para sus colonias en África. España, Holanda y Francia también se beneficiaban de ello. Si bien la esclavización de los africanos era común en Medio Oriente, en el siglo XVI Europa los sobrepasó.

El intruso o "El Conquistador"

Al encontrar todas esas relaciones históricas se hizo evidente una figura que se interponía a la de la mujer, haciendo que haya sido muy difícil de encontrarla a ella en un comienzo. Es "el intruso", un hombre de barba que tiene su mirada puesta en Norteamérica, el cual es claramente europeo y su cabeza es en efecto toda Europa.

Este perfil del hombre europeo con su barba y melena evoca, en este contexto, directamente la figura de "El Conquistador", si bien encierra aún muchos más símbolos en las formas que lo componen, un cosa es muy clara: Los conquistadores de América redujeron tan drásticamente la población indígena de América durante siglos de tortuosa esclavitud, al punto que precisaron importar fuerza de trabajo de África.

Esta es la intrusión en la vida de la mujer africana, ella se ve dispersada en los cuatro continentes por causa de la ambición del hombre europeo.
En la imagen que se plasma en el océano Atlántico, la mujer africana mira tímidamente hacia África pero se le interpone la cara del hombre europeo.

La mujer y la realidad


(Actualizado 3 abril 2020)
Esta es una gran obra de arte... toca los problemas más crudos y candentes de nuestra humanidad. La discriminación racial, la opresión, la codicia y avaricia que sostiene a África enferma de violencia, de hambre, cuando es tan rica y diversa. La opresión a la mujer, vivimos en sociedades machistas. Las mujeres lucharon por sus derechos y consiguieron grandes victorias a final del siglo XX, pero aún hoy continúa esta opresión en la mayoría de los países. Siendo que ellas son las que cumplen las labores más importantes, las más reales. Y puede que las leyes hoy sean tan bellas como la prosa pero aun así en la práctica estamos mal.

Hoy en medio de la pandemia del siglo XI con el COVID-19 hemos caído en cuenta de que podemos prescindir de la mayoría de los logros de los hombres de corbata, que sus sistemas "competitivos" nos han llevado a mal puerto. Al excluir a las mujeres de la toma de decisiones se llevó al mundo a un extremo del desequilibrio, generando sociedades tecnócratas y sin espíritu, "desmitificando" al espíritu y construyendo un altar mental para la ciencia, diciendo que solo lo que la ciencia prueba es realidad. Y a la mayoría les encanta pagar tributo a quien te pone la tele y el celular, al que te permite evitar tu responsabilidad social, ética y moral, ni se diga la ecológica o el cuidado emocional de los demás.

Lamentablemente el conocimiento es útil tanto para hacer medicina como virus, herramienta y arma. En cambio la sabiduría es útil sólo para una cosa, el tomar decisiones acertadas que no comprometen a los demás sino para la evolución y el desarrollo real, para la construcción de valores y la sublimación del pensamiento. El sentir y ser. No podemos vivir sin la sabiduría, la inteligencia emocional de la mujer.

En el planeta Tierra, la imagen de la mujer "Venus" está arriba de la del hombre "coloso", y en su cabeza hay una gran mancha blanca en su hemisferio derecho, el blanco es pureza, es divinidad, quien sabe si estas coincidencias dicen en verdad lo que yo siento que dicen. Todo esto puede ser un delirio mío. Pero... ¿Qué dices tu?

APÉNDICE

La Giga-morfología

Esta secuencia de hallazgos despierta una serie de interrogantes muy interesante, lo cual me llevó a plantear que se debe estudiar dichas claves encontradas en la morfología del planeta. Sospecho que hay más por descubrir. Así que para afirmar el direccionamiento del estudio le he dado el nombre de Giga-morfología, una rama holística que se dedica a estudiar los códigos que encierra el tiempo y el espacio a través de sus formas en un momento dado.

Es cierto que las cortezas terrestres han estado en constante movimiento y a lo largo de millones de años han ido cambiando. Pangea, Gondwana y demás conformaciones terrestres de hecho mostraban otras imágenes. Pues encontré un sitio, dinosaurpictures.org, ahí se puede observar que luego de la gran extinción cuando, los científicos sospechan un asteroide impactó en la península de Yucatán, hubo una serie de cambios en la corteza terrestre, esto 66 millones de años atrás, y no es sino hasta 35 millones de años atrás que los mamíferos evolucionaron de sus formas simples y se diversificaron, hasta que por fin hace 20 millones de años atrás los continentes obtuvieron una configuración como la que tenemos hoy y coincide con la aparición de los homínidos. Es decir, la tierra hoy refleja una forma coherente con la era de los mamíferos y homínidos. Muy interesante, pues manos a la obra y mentes al estudio, la Giga-morfología ha nacido con la década del 20.

Atículos relacionados