Menu

Crónicas de un terrestre

Esta es una historia en curso, tú vas a ser parte de ella.
Te cuento el inicio...

El descubrimiento

Hola soy Martín! El año 2012 trabajaba en unas “ideas eco-sociales”. Desarrollaba apasionadamente una idea para mejorar la democracia participativa y al tiempo una idea basada en Google Earth (creo que los niños cobran conciencia ecológica al recorrer el mundo). Navegando en Google Earth, di con este hallazgo.

Me pareció más que curioso ver ese rostro humano del Atlántico sur. Una cara con su ojo mirando al codo de los Andes, y ese rayo que le entra de la nuca hasta el centro de la cabeza.

“El humano respira el aire de las algas del mar, aire que da vida a su tiempo, su mente; El humano bebe el agua dulce de los polos, agua que es su vida, su tiempo, y luego la devuelve”.

Las cianobacterias, comúnmente llamadas algas azules, proveen el nuevo oxígeno gaseoso al mundo. El mayor porcentaje de agua dulce se encuentra en el polo sur. Escribí aquella cuota y subí la imagen a mi perfil de Facebook el 3 de abril 2012, desde entonces no la he cambiado.

Todo está conectado

Han pasado ya siete años de tristes, mágicas y bellas experiencias también. No conseguí apoyo local para las ideas eco-sociales y terminé cuidando Libélula, un eco-lodge de unos encantadores amigos holandeses, ubicado en Samaipata, en el codo de los Andes, Bolivia.

A comienzos de 2019 una pareja se alojó aquí y el señor me preguntó sobre la situación en Bolivia, le conté de la corrupción, el desastre ambiental bajo la fachada de cuidado de la Pachamama, de nuestra incapacidad para incidir como ciudadanos en la política y de la carencia de partidos con propuestas integradoras. Pero, les dije, esto va a terminar, estamos ante un salto evolutivo y la democracia llegará a sublimarse. Les conté la idea de la democracia participativa. Ellos me respondieron con las preguntas más profundas y acertadas, los supuestos más terribles... Estaban dando con hacha a las raíces del árbol que yo visionaba crecer.

-Debes hacer esta idea Martín-, me dijeron para mi asombro...

Esta pareja canadiense está estudiando un tipo de gorrión muy común, son biólogos, estudiaron muchos años a los babuinos en África. Entrados en confianza me permití preguntarles -¿Por qué estudian a un gorrión que es tan común?-. Lo que estudian es si tienen distintos dialectos. Quedé admirado, biología y sociología… están estudiando su cultura prácticamente!”.

Esa noche casi no pude dormir por los fuertes cuestionamientos a la idea de democracia participativa. A la mañana siguiente les serví orgulloso unas arepas y mermelada de la casa. -Debes hacer esta idea Martín-, me dijeron para mi asombro mientras comían. Ella dijo, tengo un nombre, VOTE, es algo sencillo, ya encontrarás el significado de las siglas. Le respondí inmediatamente Voice Of The Earth. Nos alegramos de coincidir tan magníficamente, luego me dieron varios consejos y me dijeron que en su momento me apoyarían. Al despedirse el señor me acercó su tarjeta, "decano... profesor de biología y psicología... New Brunswick... Canadá" uff!, con razón...

Sueño con un bosque/ El incendio

Quedé pensando, bien es una idea que siempre quise realizar pero ya trabajando en la naturaleza, sin internet, me dediqué a preservar el santuario natural donde vivo. Organizo cada año un pequeño festival llamado “Sueño con un Bosque” reforestando y creo conciencia de forma pequeña, local, plantando arbolitos, meditando, pintando y haciendo música.
Hasta que llegó el gran incendio.

El mes de septiembre 2019 comenzó a incendiarse la mayor área natural en Bolivia. El gobierno prometió tierras a sus sindicatos afines, para ganar electorado entre otros intereses comisionistas, y su estrategia fue incendiar en época seca los bosques Chiquitanos (próxima foto). Me sentí enfermo, el gobierno dejó que el incendio arrase más de cinco millones de hectáreas comprendiendo varios parques nacionales, negaron las ayudas internacionales, la entrada de bomberos y voluntarios, y por detrás, el organismo de reforma agraria, aprobó asentamientos sin considerar las áreas protegidas. Salí de mi tranquilidad en el monte y llamé a los vecinos del pueblo a la plaza, sólo acudimos quince, tomamos la decisión de ir al consejo y logramos aprobar una ley contra las quemas, pero el gobierno municipal no las hace cumplir. Estamos algo frustrados, el mundo nunca será el mismo luego de tal desgracia.

Crisis en Bolivia

Llegaron las elecciones nacionales de octubre 2019 en medio del desastre, el día de los comicios se interrumpió el conteo de los votos. Por veintitrés horas no se supo nada. El partido de gobierno se autoproclamó triunfador cinco días después. La población estuvo en protesta pacífica por 21 días. Luego del informe de la OEA comprobando el fraude, el presidente renunció y huyó del país continuando con una estrategia de desestabilización. Para colmo ningún partido tiene propuestas integradoras así que no hay posibles soluciones en el ámbito político.

Estas crisis me llevaron a cuestionarme profundamente qué podemos hacer. Una noche, durante las sentadas pacíficas de esos 21 días, le mostré la imagen del rostro humano en el planeta Tierra a un arquitecto que hablaba del agua y el aire, en ello me llegó la chispa. Noté, en la imagen del coloso, otras particularidades, había encontrado el símbolo de La Voz de la Tierra.

La pista de Etosha

La imagen del coloso se me había presentado siete años atrás, el mismo año que comencé a idear el proyecto de democracia participativa. La imagen en Google Earth es un humano expresando un mensaje, su voluntad, en unidad. El ícono de la voz de la Tierra. "The Voice of the Earth". Volví a analizar la imagen con mayor curiosidad, noté varios aspectos importantes, la conexión del salar de Etosha me emocionó pues confirmó mi primera interpretación sobre las cianobacterias.

Caí atónito al encontrar que los lóbulos cerebrales están claramente marcados , la médula, el puente, el mesencéfalo y el di-encéfalo también. Eso me llevo a concluir que el rayo en su cabeza impacta en la pineal. Reconocí gracias a ese pequeño detalle al"tercer ojo" , un aspecto espiritual.

Y en consecuencia ví la forma animal del aire que sale de Sudamérica presentando su ojo en las islas Malvinas, que expresa la relación cruda de la vida animal con el ciclo del agua y el aire.

UNa vez seguro de que la imagen tiene sentido, vi el nexo con el Ouroboro, ícono que representa la eternidad y la unidad e interdependencia del todo.

Queda mucho por entender, preciso tu apoyo para estudiarlo y realizar el documental. Están quienes co-crearan esta materia, la cual visiono como un complemento en la comprensión del universo, la Giga-morfología, un tema muy interesante que despierta interrogantes filosóficas y científicas.

Responder al llamado

Es importante reflexionar sobre este mensaje pero es más importante aun actuar.
La solidaridad es la acción requerida por el planeta para la superación de los problemas que la sociedad industrial y de consumo no han sabido surcar y mas bien han generado.

Se necesita un enfoque diferente y, como ha sabido suceder en toda la historia de la humanidad, los sistemas deben adaptarse, por no decir renovarse o perecer. Este asunto de la competencia frívola y la oportunidad, es más que evidente, nos está llevando a mal puerto.

La humanidad sostiene un ritmo frenético de opresión, tanto a la naturalza como entre la misma especie.
La competencia nos ha llevado a deshumanizarnos y a negar nuestra cualidad más importante. El ser humano es un órgano del planeta, somos el ser que ama, que crea, que entiende y que visiona.

A mí, en lo personal, esta serie de coincidencias me insta a impulsar este proyecto de unión y de solidaridad.
Considero que a medida que todos tengamos criterios más amplios y participemos en la toma de decisiones, evolucionaremos. Se que somos parte de la vida, la vida es la maravilla, no es tuya o mía, y si te amas, si me amo, cuidarnos, más que lógico, es sano.

Ésta es la propuesta. Tu eres parte de esta historia, unámonos, creemos la herramienta para facilitar la solidaridad, para promover la sabiduría y el empoderamiento. No debe haber opresión del uno por el otro. Vamos a balancear los intereses que nos rigen, vamos a ser verdaderamente soberanos y vivir en democracias verídicas.

Vox Terra Project
Sus tres acciones

El trabajo interior se refiere al estudio para obtener el conocimiento y la sabiduría que aflora de nosotros mismos en vista de los retos ecológicos y sociales. Es un trabajo sociológico, filosófico, artístico y cultural, el cual tendrá por fruto una serie de audiovisuales y actividades culturales para inspirar conciencia de unidad con la naturaleza.

El cuidado del entorno local es la acción esencial de compromiso con el ciclo del agua y el aire, ayudando a cuidar ecosistemas vinculados a "el codo de los Andes" en Bolivia donde se reúnen Ande, Chaco y Amazonía. En la colectividad consciente, está la capacidad de recuperación y conservación de dichos ecosistemas vitales para el ciclo del agua.
El sub-proyecto Yagua Igua es la primer acción, por la conservación de un acuífero que provee el 40% del agua a una localidad en el preciso codo de los andes, ecosistema en riesgo por nuestros mismos pobladores y las prácticas agrícolas.

Fortalecer la solidaridad humana es la acción global, todos tenemos distintos conocimientos y venimos con un sabiduría propia a cumplir una valiosa función en la vida. Vivimos hoy en la era de la informática, la acción global es usar los sistemas para poder compartir asertivamente nuestro conocimiento, nuestra experiencia y comunicar nuestra voluntad, e influir así en el curso de la historia. Ese es el sub-proyecto "Voice of the Earth".

Hoy más que nunca tenemos la certeza de que lo más importante es la biodiversidad, el agua, el aire, el compartir, el respetar. Tenemos la convicción de que no existen problemas infranqueables, el ser humano tiene toda la capacidad en la actualidad para resolver sus bregues a través del diálogo. El ser humano es un tejido del cual somos células, y éste es parte esencial del organismo tierra. El mundo es fenomenal, naturalmente, la ciencia va develando los misterios detrás de dichos fenómenos en nuestro camino a la verdad. Pues siento que es el momento de aportar, mi aporte a la vida es éste, yo soy también la voz de la tierra.

Artículos relacionados